INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS

Según la ordenanza municipal, los propietarios de los edificios tienen la obligación de mantenerlos en condiciones mínimas de:

  1. Seguridad, de manera que no implique riesgo para las personas y bienes
  2. Salubridad, a fin de que no atente contra la higiene y salud pública
  3. Accesibilidad de los accesos
  4. Ornato público y decoro, de manera que la fachada de los edificios y construcciones no afecte a la imagen urbana

Por lo anterior, la ordenanza establece la inspección técnica de edificios para comprobar que cumplen las condiciones anteriores y, en su caso, determinar las obras de conservación o rehabilitación que fueren precisas. 

Los obligados a realizar estas inspecciones son los propietarios de edificios con más de 30 años de antigüedad, efectuándose cada 10 años.

Para facilitar su realización, el Ayuntamiento elabora un padrón de edificios sujetos a inspección, que se expone al público durante un plazo de 30 días en el último trimestre del año anterior al inicio del plazo correspondiente.

Puede consultar su inmueble aquí.

Las inspecciones revisarán, particularmente, los siguientes apartados:

  1. estado de la estructura y cimentación del edificio
  2. estado de las fachadas interiores, exteriores y medianeras
  3. estado de conservación de cubiertas y azoteas
  4. estado general de las redes de fontanería y saneamiento
  5. estado de los accesos al edificio

Si el resultado de la inspección fuera desfavorable, el Ayuntamiento girará inspección y dictará la correspondiente orden de ejecución.

En caso de incumplimiento por los propietarios de la inspección técnica o de la subsanación de los defectos observados, el Ayuntamiento podrá imponer multas coercitivas de hasta 3.000 € y, en su caso, la ejecución subsidiaria a costa de los propietarios.

En Odra le facilitamos el cumplimiento de esta obligación y por muy poco dinero.

Uno de nuestros Técnicos visita e inspecciona su finca, elaborando con los resultados de la inspección la documentación oficial que, debidamente visada por el Colegio Oficial y sellada por la Junta Municipal de Distrito, es entregada al cliente. Así de fácil.

Con ello cumple con la ordenanza y obtiene un dictamen objetivo del estado de su inmueble, sólo realizando las obras que sean estrictamente necesarias.

Todo ello desde tan sólo 150 euros.

 

© 2008 - 2016 · Todos los derechos reservados